viernes, 30 de junio de 2006

has muerto, Dios?



Mi alma murió en Auschwitz con las mil barbaridades
con la burla cruel del verdugo que dispara el revólver
y mata y libera del dolor, de la vergüenza
Salomón dejó de creer en Dios al reconocer a su asesino
libre de culpa, libre de castigo por las calles de Hamburgo
Dónde estás, justicia divina, justicia eterna?
Devuélveme mi alma
mi país ya no me espera, se construye sin mi ...


Has muerto, Dios?

No, sólo renazco en ti ... si quieres
No llores por tu dolor, el tuyo se inscribe en el eterno drama cósmico del que formas parte junto con miles de muertes
miles de violaciones
miles de horrores
miles de vejaciones
miles de humillaciones

No he muerto pero podría morir
si mis hijos no creen
no comprenden
no tienen esperanza
no sienten perdón
no tienen fe

No he muerto pero tu deber es devolverte la vida ... si quieres



J.C.

No hay comentarios: