jueves, 22 de junio de 2006

si al menos le dieras nombre

Atrapado en un mundo de pasiones burdas e insensatas
Que ciegan el alma, que atrofian el corazón
Que insultan el sentimiento, que ofenden la inteligencia
Que destruyen, que pervierten, que anulan
Que corrompen la esencia de la verdad
Si al menos, te reconocieras en ellas
Si al menos, le dieras nombre a lo que sientes
Llámalo como quieras pero dáles una identidad
Comprueba si están hechas para ti y tú para ellas
Confiesa que son sueños, deseos ficticios, irrealidades
Que al tocar tierra se desvanecen o se transforman
En los demonios interiores de tu incapacidad emocional
Otros vieron antes que tú los espejismos amatorios
Convertidos en las moiras de todas las derrotas
De todas las iras, de todas las frustraciones…
Deja a los locos con sus torturas demoníacas
Y empieza a pensar si no estás siendo víctima
Del orgullo, de enajenadas visiones que empañan tu alma
De tu falta de fe y de visión en tu propia vida
De tu constante tortura, tu lejana e inalcanzable soledad …
JC.

No hay comentarios: