jueves, 27 de julio de 2006

no era brisa, no era viento



quise perderme, no debí hacerlo
quise huir, no debí renunciar
estoy cerca, algo me retiene,
las últimas hebras de la ignorancia
del roto y silencioso dolor en la noche...
me llamas? ... puede que acuda...


no era brisa, no era viento
es la entrega a los dioses,
sólo ellos me verán caer
no era brisa, no era viento
mi fuerza me retiene, me empuja
estoy cerca, empiezo a pertenecerme
es la entrega a los dioses...

no era viento, no era brisa
es el hondo pozo de las soledades humanas
estoy lejos, ya no te pertenezco
Conozco mi soledad profunda
tengo hambre de amor
de compasión, dejo a los otros
el dolor roto en el silencio de la noche
Comprendo tu angustia
la tuya es de hoy, la mía es eterna

no era viento, no era brisa
es el hondo pozo de las soledades humanas
estoy lejos, ya no te pertenezco
pero si me llamas ... puede que acuda
j.c.

lilith



La mujer que te enloquecerá está en ti mismo
Es tu ausencia, tu negación
Tu laberinto, tu agujero negro
No la percibes aún, sólo le tienes miedo
Es poderosa pero puede ser algún día tu consejera
Es lilith, la luna negra donde anidan los tormentos eternos
Donde la sed y el hambre nunca están saciados
Donde la luz se oscurece y te clava el puñal de la soledad
En cáncer o en capricornio, lilith se esconde
Aparecerá un buen día, allá por los 44 años
Descubrirás entonces su color, te reirás aliviado
Sólo era el punto del no retorno,
Y tú, ya sabes en qué consiste…

las riendas de mi destino



Las riendas de mi destino
Olvidé que tenía derecho a los sueños, a mis sueños, que son los que cuentan finalmente. Me hicieron creer durante años que debía cumplir con expectativas "socialmente correctas", "familiarmente correctas".
Afortunadamente para mi, bebo en las fuentes de mi propia lucidez.
No quiero impedimentos para lo que quiero hacer, cumplir con mis sueños.
Cualquiera que los levante, tiene los días contados, palabra. Empuñaré todas las armas posibles, hasta el engaño y la astucia si fuera necesario.
Me convierto en la loba que debe cuidar de sus criaturas, entre ellas la creatividad. Todo ha de ser creativo: el pensamiento, el sentimiento...
Todo lo que nace del interior, de la fuerza, a veces de los demonios interiores.
Quiero mirarme al espejo y no avergonzarme de lo que veo. No apartar la vista y como cuando a San José le preguntaron porque su hijo Jesús no estaba ayudándole en la carpintería en vez de retirarse al monte a meditar y áquel respondió "trabajando está, trabajando está", quiero saber que cumplo con mi principal trabajo, el buscarme a mí misma que es como buscar a Dios, lo divino, lo eterno , lo que no puede morir bajo el yugo de las posesiones, del dinero y otras cosas mal llamadas importantes.
Buscaré pues mi estrella prometeica, la que permanece para siempre y bebe de las fuentes del saber.
Es un viaje en solitario, plagado de obstáculos pero serán minimizados por el brillo que ya veo despuntar.
No me tengáis envidia. No se os permite tenerla a menos que seáis unos capullos porque todo el mundo puede ir en busca de su estrella prometeica, aquella que le permite expresarse con todo derecho, en plena individualidad y conciencia, con todas las de la ley. Es casi como una autoridad divina.
Seguramente aparecerán muchas conjuras de necios alrededor mío. Deberé tener paciencia. Deberé tener fuerza, creer en mí. El viaje será posiblemente accidentado, tal vez recoja viajeros,
tal vez me apee momentáneamente, tal vez llore, tal vez quiera renunciar, tal vez me arrepienta...
No puedo saberlo, sólo sé que el fulgor de mi estrella me ciega, me atrae, me da vida, me empuja,
me magnetiza...
Quiero creer que cuento con una especial protección porque creo cumplir con un destino y nada ni nadie podría cambiarlo. Puedo cuestionar algunas cosas, cosas que no me pertenecen, cosas que olvidé hace años, hace siglos, cosas que me sobran, que me pesan pero que ya no recuerdo...
El destino está ahí clamando para que lo atienda, algo he recorrido, claro, no soy una jovencita
pero queda lo más hermoso, lo más pleno (cualquier tiempo pasado fue peor).
Quiero vivir y decirme cada día al despertarme, venga nena, tu destino te espera...no es el destino de los grandes héroes, de los quieros ni los deseos sino de lo que se hace al andar, construyendo, puliendo, afinando, despertando...
Quiero sentir que pertenezco al mundo y que el mundo me pertenece, que está hecho para mí y yo para él pero cuidado!, será mi mundo, no el de los demás, capaz de cohabitar con el de los demás, claro.
Tomaré las riendas pues de mi destino, seré el carro de Apolo, inclinaré la rodilla ante las fuerzas de la divinidad porque a ellas me rindo, ante las fuerzas de mi propio ser divino, rendiré tributo a mi propio dios interiorizado, a mi propio principio solar como una antesala
del tributo mayor, para devolverle el alma algún día a Dios, en condiciones no?, ya me entendéis.
Que no se la lleve el diablo a los infiernos después del trabajo que me ha dado la puñetera para darle forma, color y sentido.
Quiero tomar las riendas de mi destino...

J.C.

miércoles, 26 de julio de 2006

te regalo la victoria

te regalo la victoria
siempre estuvo ahí y yo no lo sabía
era princesa, ahora sirvo a los vencedores
me robaron la inocencia
me quitaron la última capa
tenía estirpe, no temía la derrota
pero siempre supe de la libertad
abogué siempre por ella
en mil senderos escondidos
en cientos de caminos perdidos
siempre estuvo allí

no temía la derrota, tenía estirpe
tu victoria fue estúpida
como estúpida fue mi derrota
perdi a un hermano
el silencio persistía tras tu marcha
perdí a un amante
el grito lastimero de la frustración
perdí a un amigo
me invadió la soledad

te regalo la victoria
no la necesito ya
porque siempre estuvo en mi guarida
siempre estuvo apoyada por la fuerza
la fuerza del que teme, del que sabe
de los oscuros designios divinos
del que conoce desde hace tiempo
los caminos sin retorno

La victoria es tuya,
espero al vencedor
tras la inocencia caída,
robada, mutilada, apagada
pero que no olvide
que soy una princesa
que tengo estirpe
que no temo las derrotas...



Tuliette

el silencio

Todo es fascinante
Yo que quiero
Tú que no
Tú que tienes miedo
Yo que no quiero darte miedo
Me gustaría cambiar el mundo
Me gustaría cambiarte
Me gustaría cambiar las cosas



Tiemblas
Yo no quiero que tiembles
Callas
Yo no quiero que calles
Pasan las horas, el silencio impera
No pasa nada, sé que no soy nada
Pasan las horas, no oigo tu voz
Y el mundo se rompe

Tú callas, por qué?
Me rompes como el mundo
Yo que quiero
Tú que no
Me rompes
Me has roto….
No pasa nada, sé que no soy nada
Sólo sé que callas…
Es fascinante

... en humo



Retrato en humo




Te busqué a través de mis sueños
Locamente enamorada
Perseguí la huella de tu alma
Obsesivamente
Dolorida y abandonada
Busqué y busqué
Indagué, recorrí travesías imposibles
Luché contra la fatiga, el hastío
Recobré fuerzas para seguir mi delirio

Y un día … allí estabas
Y no me reconociste
Yo a ti si, no eras el mismo
Ya no eras el hombre que amé
El hombre que un día sin quererlo
Había forjado un destino de mujer
Sólo eras un retrato que se desvanece
La amargura en mi boca se instaló
Sólo eras un retrato en humo…

J.C.

lunes, 3 de julio de 2006

sueños y fantasía





SUEÑOS Y FANTASÍA



De qué material están hechos tus sueños ?

Un camión y el cielo pintado de azul, decía la canción ...

Los sueños y las fantasías son necesidades del alma, de la psique, eso sí desfigurados pero para el ojo observador, atento y analítico, aquel ojo que te liga a tu conciencia y si eres lo suficientemente honesto contigo mismo, el reconocer cómo se originaron, de qué material están hechos te puede conducir a transformar los daimones en actitudes positivas y creadoras.
Nada fácil, ya sé, pero apasionante.
No suelo estar mucho tiempo en las temibles arenas movedizas.
Necesito sentir que mis pies tocan un material sólido.
Que mi estructura aparte de válida para mi me lleve por donde quiero ir, ahi donde he puesto la vista. Hacia un sueño si pero que no es producto de una carencia,
de una obsesión, de una lucha conmigo misma, de la ignorancia, de la compensación,
sino que forma parte de una vocación asumida, reconocida y libre en su elección.

De qué material están hechos tus sueños?

Los míos de armonía, del color de la verdad, puede que de la transformación, puede que del dolor que lleva a la conciencia, la conciencia de aceptar lo que es tuyo, lo que te pertenece, lo que nadie te puede quitar, lo que podrías sacrificar llegado el caso por una causa más noble que la tuya propia.
Aspiro a la libertad espiritual, a la liberación psicológica, a esa parte del saber milenario
que nos conecta con lo divino, lo humano, casi una supraconciencia, a borrar las heridas, a limpiar el alma, a comprender las estructuras profundas ... a crear



J.C.