miércoles, 26 de julio de 2006

el silencio

Todo es fascinante
Yo que quiero
Tú que no
Tú que tienes miedo
Yo que no quiero darte miedo
Me gustaría cambiar el mundo
Me gustaría cambiarte
Me gustaría cambiar las cosas



Tiemblas
Yo no quiero que tiembles
Callas
Yo no quiero que calles
Pasan las horas, el silencio impera
No pasa nada, sé que no soy nada
Pasan las horas, no oigo tu voz
Y el mundo se rompe

Tú callas, por qué?
Me rompes como el mundo
Yo que quiero
Tú que no
Me rompes
Me has roto….
No pasa nada, sé que no soy nada
Sólo sé que callas…
Es fascinante

1 comentario:

Un Tipo dijo...

Solo tú me has encontrado.
Quizás solo para leer estas líneas.
Ahora que solo estoy, te invito a que vuelvas por mi casa y me hagas compañía.
Un abrazo.-