miércoles, 26 de julio de 2006

te regalo la victoria

te regalo la victoria
siempre estuvo ahí y yo no lo sabía
era princesa, ahora sirvo a los vencedores
me robaron la inocencia
me quitaron la última capa
tenía estirpe, no temía la derrota
pero siempre supe de la libertad
abogué siempre por ella
en mil senderos escondidos
en cientos de caminos perdidos
siempre estuvo allí

no temía la derrota, tenía estirpe
tu victoria fue estúpida
como estúpida fue mi derrota
perdi a un hermano
el silencio persistía tras tu marcha
perdí a un amante
el grito lastimero de la frustración
perdí a un amigo
me invadió la soledad

te regalo la victoria
no la necesito ya
porque siempre estuvo en mi guarida
siempre estuvo apoyada por la fuerza
la fuerza del que teme, del que sabe
de los oscuros designios divinos
del que conoce desde hace tiempo
los caminos sin retorno

La victoria es tuya,
espero al vencedor
tras la inocencia caída,
robada, mutilada, apagada
pero que no olvide
que soy una princesa
que tengo estirpe
que no temo las derrotas...



Tuliette

2 comentarios:

elena dijo...

querida tuliette,

no se puede cambiar a la gente,
deberías saberlo
un saludo

elviejoloco dijo...

hola, buenas noches, creo que me perdí, venía con un grupo en caravana hace 418 años, pero una tormenta nos separó... ¿podría decirme si por aquí pasan los mercaderes que van a oriente...? o tal vez sepa guiarme hasta la ruta de los magos...? esta bien, no la molesto más con mi trasnoche mental. Tiene un lindo sitio aquí para reposar un rato, sin dormir. adios.