viernes, 29 de septiembre de 2006

...sobre la amistad


… sólo con devolverle la esperanza a alguien, tu vida no habrá sido en vano (leído en alguna parte, no recuerdo dónde)


si tuviera la más mínima sospecha que un amigo mío lo estuviera pasando mal, algo haría, no sé muy bien qué pero algo haría…
su llamada de socorro retumbaría en mis oídos y de no ser atendida seguro que me perseguiría hasta el fin de mis días … de modo que por la cuenta que me trae, algo haría.

Escuchar sus lamentos aunque se me hicieran pesados, sabría discriminar entre lo esencial y lo superfluo para así ayudarle a tomar una decisión si tuviera que hacerlo, le daría de tortas hasta que reaccionara si lo veo atontao, le mimaría para que no se sintiera desamado pero le recordaría que no es un crío ni un pelele, que apueste por su dios interior y que lo busque si no lo ha encontrado aún, le acompañaría en su travesía del desierto, le engañaría al decirle que falta poco para que todo acabe (mentira podrida, siempre es más largo de lo que uno quisiera), nos iríamos los dos a emborracharnos, pegaríamos patadas a los postes cagándonos en la madre que los parió a todos … le hablaría de mis experiencias, le influiría confianza de alguna manera.

Le abriría algo más de mi propia alma para que sintiera que me importa que forme parte de mi vida, de mi mundo, que también cuento con él para todo lo que pueda pasar, que es mi amigo, mi confidente, que yo también lo soy para él .
Que lloro como él
Que grito como él
Que río como él, que sufro, que soy feliz como él…tal vez entenderíamos los dos al unísono que la vida es así con sus cosas buenas y malas, que las películas rosas acabaron hace años para nosotros… pero sobre todo le daría a entender que jamás permitiría que se sintiera solo… en su inmensa soledad.

Jamás permitiría que se asomara a los abismos, que fuera por el lado salvaje de la vida sin consejo alguno, sin reprimenda alguna, sin apoyo, jamás permitiría que le quitaran las fuerzas, jamás permitiría que navegara solo por el mar de las confusiones, jamás dejaría de llamarle amigo … mi amigo.

Tuliette