jueves, 10 de mayo de 2007

quería un amigo

quería un amigo y me encontré con ali baba y los 40 ladrones.
quería un amigo para contarle mis desventuras, mis miserias, mis momentos de alegría y de pesar.
de haberlo encontrado, lo habría sin duda idolatrado pero tendría abierta la puerta de mi casa, de mi corazón.
nos hubiéramos ido por ahi a tomar cervezas, a hablar y a contarnos parte de nuestra vida.
nos hubiéramos hecho más amigos si cabe, más solidarios el uno con el otro.
huyo de las personas para quienes la palabra amistad no significa nada o poco.
yo no estoy enamorada del amor, ni del sexo pero sí creo estarlo de la amistad.
he conservado amigos durante mucho tiempo, personas que no me han atropellado y cuando lo han intentado, les he hecho ver su erróneo comportamiento y han seguido siendo amigos míos, que no molestan, que ayudan a veces y con quienes comparto momentos íntimos de charlas, de discusiones, de mutuo apoyo.
conservo amigos que me llaman muy de vez en cuando, que se acuerdan cada dos años de mi cumpleaños, a los que no respondo pero saben porque lo saben que si me necesitan acudo siempre la primera, siempre que no busquen algo diferente a la amistad.
saben de mi solitaria independencia, de mi bohemio modo de vida, de mis arraigos también y mis aventuras locas con la gente y la vida.
saben que soy una superviviente, que el tiempo y las pruebas no acaban fácilmente conmigo.
saben que no quiero reestructurar mi vida junto a alguien que no merecería el nombre de amigo.
están y no están, pero están en mi recuerdo y yo en el suyo.
busqué otros amigos porque los tiempos cambian, busqué en otra parte,
me encontré con ali babá y los 40 ladrones disfrazados de amigos, lobos buscando entre la carroña.
quería un amigo a quien poder contarle ...
Tuliette

soledad

DÉJAME

PORQUE SÓLO TENGO SOLEDAD

la senda mágica


Renunciar al control
es el reto más importante
para un guerrero espiritual
descubre tu propia fuerza


no robes la fuerza de los demás

gatitos míos


he tenido muchos gatos y gatas ... recuerdo en especial a uno, Taylor, lo llevaba de chiquitín en el bolsillo de mi chaqueta cuando iba a comprar y yo con mi barriga de ocho meses. Luego creció, se largaba cada noche a rondar con sus amigos a las mozas ... un día me lo encontré en la rama de un árbol con 40 gatos más, no sé qué estaban haciendo allí ... le pegué un grito y se fue corriendo a casa.
A la semana siguiente ya no lo volví a ver, gamberro!
a mi Mizzy, la tengo desde hace 14 años, es muy arisca, sólo quiere que la dejen en paz y que la dejen a su aire. Pero ha sido la guardiana de mi casa y la nana de mis hijos cuando yo no estaba. Nunca se lo agradeceré lo suficiente. Una vez me llevé de vacaciones todo el cargamento: los niños, la gatita y el hámster... yo no dejo nunca a nadie atrás.


Tuliette

faux-amis



en traducción, la palabra "faux-amis" pone los pelos de punta porque si no tienes cuidado, pueden deslizarse rápidamente por cualquier lado... bueno, no, tras años de experiencia, los detectas al primer vistazo. "faux-amis", los falsos amigos, palabras que teniendo el mismo radical en dos idiomas, te inducen a engaño. porque significan cosas diferentes: "Fracas" no es fracaso sino estrépito, "quitter" no es quitar sino dejar, etc
pero por qué los habrán llamado falsos amigos? porque a la primera impresión, piensas una cosa y luego es otra?
seguro, como la vida misma, como los falsos amigos que se te presentan como personas en quienes depositar la confianza y cuando te das la espalda, son todo lo contrario, mala gente ... pero eso sí se presentan ante ti con su mejor imagen, su mejor sonrisa, su mejor discurso.
A ver si aprendo de una vez a fiarme de mis instintos, nada es tan bueno o de color de rosa o tan amable porque si ...
tenemos la mala costumbre de vender nuestra imagen lo mejor que podemos para poder beneficiarnos siempre en algo.
tenemos la mala costumbre de no creer que nos pueden aceptar tal como somos porque tal vez ni nos aceptamos a nosotros mismos.
reclamo, en definitiva, el derecho a ser y a mostrarme transparente ... yo sé que, en algún momento y en alguna parte, es de lógica y en justa correspondencia, el espejo que de mí misma me devuelven los demás hará que sea capaz de vislumbar a primera vista cómo son esas personas que se me presentan, a veces con la mejor sonrisa, el mejor discurso, la mejor imagen ...
antenas, para qué os quiero?


Tuliette

hommage à ma mère


mi madre es la mujer más guapa del mundo ... (para cada uno, la madre es la mujer más guapa del mundo o debería serlo)
recuerdo un cuento ruso, se lo contaba a mis hijos de pequeñitos, fácil de contar, difícil de entender o tal vez al revés, fácil de entender, difícil de contar: un niño pequeño suelta la mano de su madre y se pierde en un mercado, la madre, una viejecita de raidos vestidos lo busca, el niño también la busca sin encontrarla, la gente se moviliza para encontrar a la madre del niño y le preguntan una y otra vez "pero, ¿cómo es tu madre?", a lo que responde el niño "mi madre es la mujer más guapa del mundo" y empiezan a buscar a mujeres guapas, guapísimas, por todo el mercado, por toda la región, por todo el país. Hasta el emperador ha ordenado que se presenten las mujeres más hermosas del Imperio y el niño siempre llorando responde: "no es mi mamá, mi mamá es la mujer más guapa del mundo" ... la madre, la viejecita con harapos, pasa por ahí al borde de la desesperación y el niño, al reconocerla, corre tras ella y abrazándose a sus faldas, se gira hacia todo el mundo feliz y llorando de alegría: "ésa es mi mamá, verdad que es la mujer más guapa del mundo?"

en homenaje a mi madre, diré que es la mujer más guapa del mundo y seguirá siéndolo siempre, pese a las arrugas, pese a los harapos, pese a todo ... de jovencita se parecía a Ingrid Bergman y es la voz que recuerdo con más precisión, he calcado sus movimientos, tal vez su sonrisa y seguro que la inocencia, su piedad y gran humildad casi sin darme cuenta pero he llegado a un acuerdo con ella y dándome la base, he podido construir mi propia imagen de mujer o descubrirla más bien pero por encima de todo, siempre reconoceré que mi madre es la mujer más guapa del mundo...
Tuliette

qué se te pasa el arroz!


el otro día, un buen? amigo mío me dice: qué se te pasa el arroz! ... me levanté y le dejé colgado ahí mismo en el bar... a hacer puñetas!
no sólo es ofensivo para mí sino para cualquier mujer.
la expresión "Que se te pasa el arroz", significa cuando una mujer se va haciendo mayor y todavía no tiene hijos.
bueno yo tengo dos, ya me he casado, divorciado, juntado y desjuntado ... pero para mi amigo, se me pasa el arroz.
acabo de cumplir 46 años y salvando algunas tonterías, nunca me he encontrado mejor en mi vida y es mi firme propósito encontrarme mejor de ahora en adelante (cualquier tiempo pasado fue peor).
lo de casarse y tener hijos, bueno, cuando toca, no? y cualquier edad es válida (yo ni recuerdo ya cuándo fue)
en cuanto a hacerse mayor, pues es la vida y hay que asumirlo pero no podrán, digo yo, matar mi espíritu joven y revolucionario? ... jajaja, qué más querrían! a lo mejor se creen que voy a servirles de comparsa en esta senilidad prematura que se han buscado para sí mismos, de eso nada, de aburguesamiento estúpido que atrofia el alma, la creatividad, las ilusiones, el buen rollo, el eterno despertar a la vida ... que busquen en otra parte!
pero me molestó y no supe replicarle ... mi emotividad es tan grande que me fallan las palabras cuando más las necesito.

también, claro está, es una expresión machista, dedicada a la mujer. Al hombre, nunca por lo visto, se le pasa el arroz, como siempre estamos en franca desventaja pero los tiempos cambian y la mujer reclama el derecho a vivir simplemente, que la dejen vivir quiero decir que no es poco y todo cabe en esa vida que se ha buscado para sí misma sin estereotipos ni puñetas en vinagre.

ah! y tengo que decir, que a mí nunca se me ha pasado el arroz ni en la paella ni en el arroz negro ni en ningún tipo de arroz, me sé el truco! ...jajaja
Tuliette

fascinada por el mal




una vez leí, hace años, que todos podíamos haber sido Hitler o nazi, teniendo el contexto y las circunstancias a favor, pues si. No es una idea descabellada, todo llevamos adentro el germen del mal, en algún lugar recóndito de nuestra naturaleza animal y primitiva. Tras la sombra de alguna herida personal o colectiva, se esconden los renglones torcidos de la obsesión, de la fascinación por el mal. Es más común de lo que creemos pero no es tan obvio. Permanece en mentes sanas en los territorios limítrofes de la razón y el buen sentido, arropados por la moral y el sentido ético y los principios y la educación. Pueden aflorar, ciertamente, pero la distinción entre el bien y el mal, lo que hace sufrir al prójimo y te recocija a ti, el poder discriminar te hace acercarte a lo que llamamos un ser humano cuerdo y decente. En la vorágine de la prelocura, te podrás reconocer cuando, fascinado por el mal, no comprendes porqué te cuesta hacer esa distinción ...
no poder o saber curar las heridas, las que nos infligimos y las que nos infligen los demás es más que una posible causa de tanta cobardía moral. Ya se sabe, estamos tan jodidos que sólo sabemos joder a los demás.
reconozco que he pasado alguna vez por todo el proceso: estar jodida, joder a los demás y darme cuenta de ello y decirme a mí misma: "Dios mío, ¡qué estoy haciendo!", dar marcha atrás y buscar las razones profundas de mi comportamiento, cosa nada fácil pero cuando lo he conseguido, he visto de nuevo la lucidez aflorar a mi mente, la alegría renacer en mi alma, el alivio sicológico.
cuando digo que puedo estar fascinada por el mal, me veo a mí misma como una espectadora impotente, un animal temeroso que bloquea sus respuestas ante la proximidad del peligro. Rehúyo mirarlo a la cara, me ofende su simple visión pero hace que todas mis células grises se pongan en funcionamiento intentando comprender unas razones profundas que no me pertenecen porque creo haber roto para siempre ese hilo invisible que me unía a los demonios colectivos. Sólo que me producen una cierta compasión, el poder comprenderlo, quiero decir, que a veces ocurre y a veces no. Depende del momento, depende de las ganas.



Tuliette



tú, mi pesadilla más querida



tú, mi pesadilla más querida, mi tortuosa obsesión ...
quién te dió permiso para hundirme en el pozo vampírico de las pasiones insatisfechas?
No queda mucho de la flor que fuí, que lucía al sol,
que bailaba con el aire de la mañana, que alegremente cantaba ...
me robaste el alma una noche de verano
cuando las lunas atraidas como un imán
presagiaban ya negras tormentas interiores
No queda mucho de la mujer que podía haber sido
anhelante de amor que clama a los vientos
un reencuentro imposible de dos almas eternas
que se conocieron y tal vez se amaron
en el libro milenario de las voces perdidas o imaginadas
tú, mi pesadilla más querida, te apoderas de mi
cada noche en las profundidades dormidas
y me instas a volver
a morir en tus brazos
a creer en el sueño eterno
de los amores olvidados
Tuliette

otros matan sus anhelos ...



Soy una mujer acostumbrada a los delirios de su propia mente
A los recursos profundos de sus emociones y al eterno renacer
Al viaje iniciático de los valores descubiertos,
aquel que no te permite dar marcha atrás,
que te convierte en la víctima propiciatoria de mil dramas ajenos alrededor tuyo
Valiente espectadora de mil valentías, de mil cobardías,
de un tiempo lejano que no querría volver a revivir.
Otros matan sus anhelos con dos bocanadas de humo …
Cómo puedo hacerte entender que soy tuya si no me lo pides?
Si admites que tu dominio sobre mi no tiene valor alguno,
que las flores se giran hacia el sol porque es lo único que les da vida
porque saben que adorar a cualquier otro dios supondría el ocaso, la muerte.
Y el sol es aquella luz que no hace daño, que no destruye, que no mata
que arranca de la soledad, del martirio cotidiano de las necedades
de los ojos sin vida, de las eternas dilaciones, las eternas esperas …
Te ofrezco mi mano, mi eterno renacer, mi eterna alegría
Wunjo, olvida las ofensas, las almas que se tocan se deben a sí mismas
en el místico abrazo de la eterna amistad
Otros matan sus anhelos con dos vasos de whisky …
Tuliette

la madre devoradora


quiero hacer constar que mi intencionalidad al escribir esto es del todo honorable y honesta.
No voy a arremeter contra los demonios de nadie pero me he encontrado a lo largo de mi vida con individuos que sufren una cierta "persecución" maternal, castradora. una madre poderosa o todopoderosa que "castra" pisocológicamente al hijo varón por miedo, claro está, a perderle.
En ese desastroso contexto no hay culpables, no hay víctimas porque ambos lo son, cada uno a su manera. El remedio, de haberlo, es tal vez empezar por donde se originó todo. Hablamos de madres frustradas que son frustrantes a su vez? si. De hijos frustrados que se resisten a romper con la frustración, también. Pero la comprensión, la bondad de ánimo, la generosidad al entender y comprender, el perdón sobre todo y la sana intención de sobrepasar todos los dolores obraría milagros.
Hablo, a título de ejemplo, de una mujer que perdió a sus dos gemelas sietemesinas a los dos días de nacer y perdió casi la razón. Tuvo otros hijos a los que amó profundamente pero por quienes, paradójicamente, nunca demostró cariño como si "temiera", verdad?, volver a perderlos.
Hablo de una mujer mal casada, maltratada o abandonada por el marido para quien su hijo representa el único vínculo con la cordura, con la expresión de un amor que no fue correspondido. El amor hacia el hijo es doblemente posesivo, el hijo, mal que le pese, hará las veces de hijo y de "marido". El hijo sentirá finalmente el "acoso" de su madre como algo persistente y alienante. Sólo tiene dos salidas: aceptar la dominación o rechazarla de cuajo.
Hablo de una mujer sana que da a luz, con los dolores del parto, que ve a su criatura explorar la vida y cuida de su integridad física y psicológica porque sabe que ese amor le está enseñando a dar y tal vez a no recibir ...
Hablo de la educación de las mujeres como madres, capaces de darlo todo a un hijo, en especial a un hijo varón que deberá, llegado el caso, dárselo todo a otra mujer.
Hablo de anomalías y normalidades, hablo de dolor y hablo de amor...



los pájaros ayudan a sus crías a saber volar, no porque no los quieran sino porque los deben querer mucho, no? si les dan la mejor herramienta para ser ellos mismos.



instinto de supervivencia


adoro mi luna ... esa parte de mí, la sensibilidad, los instintos, también claro está la vulnerabilidad aparte de la expresión yin o femenina de mí misma que como soy una hembra pues se ve, digo yo, a primera vista, vamos que expreso concientemente. Pues está en capricornio y soy como una cabra montesa, más o menos, subiendo, poco a poco eso sí, midiendo sus pasos, segura, sin prisa pero sin pausa pero subiendo de un modo estoico, imperceptible, cabezona y que no la jodan mucho porque sacará a relucir todos sus puñeteros instintos de supervivencia, de un modo secreto y escondido, pese a quien pese ... y al mal tiempo, buena cara ... y hacer puñetas, que yo sigo, sigo subiendo como una cabra montesa y alcanzaré la cima, su objetivo, la cima de la montaña y ver el panorama desde allí y ver a qué se reducen las miserias humanas ... todos sus puñeteros recursos, a veces de un modo maquiavélico, soterradamente, imperceptiblemente, que con ella no puede ni los mismísimos dioses del viento. La pueden sacudir pero como es lista, se abrigará, tal vez en una cueva a esperar el final de la tormenta y luego saldrá a seguir su camino con más brio y ganas que antes. Es casi indestructible, se las sabe todas o casi, por longeva y sólida en sus principios. Tiene un profundo y demoledor defecto, pese a ser humilde aunque ambiciosa, pide un cierto reconocimiento ... pero su gran virtud es la resistencia, es fuerte a su manera, es una corredora de fondo ... es mi luna en capricornio. Es yin, parece fria y sólo protege su increible vulnerabilidad, una hipersensibilidad tremenda, parece lejana e inabordable pero oye, siente, piensa y reflexiona y sabe que no puede morar eternamente en la desolación y entonces, como un milagro, pone en marcha su instinto de supervivencia, que es un mecanismo de protección de la mente para no caer en las mil locuras, en las mil soledades ... Largará una risa cuando no tiene ganas, alzará los hombros diciéndose a sí misma "pues, no pasa nada" aunque esté destrozada por dentro, te hará creer que nada le duele, que sigue viva y entera y con la alegría como batería vital, nada más falso pero ella será la primera en creérselo porque ha decidido poner en marcha su puñetero instinto de supervivencia ...
Tuliette

trop belle pour toi



J’éteins ma clope avec une certaine amertume
Je voulais pour toi un rayon de soleil
dommage, elle était trop belle pour toi ...

burbujas

trato de configurar un personaje para una historia.
aparte de sus característica físicas, necesito componer sus características psicológicas
y aqui está el problem ...
pienso en escarlata o'hara, mujer rebelde, apasionada, romántica, egocéntrica, valiente, egoista, infantil, ingenua, presumida, luchadora ... demasiados atributos para una sóla persona pero claro hablamos de una novela río donde ocurren muchas cosas y de su adaptación cinematográfica que dura cerca de cuatro horas. Hay en la caracterización del personaje demasiadas escarlatas ...
y quiero sólo una, con cuál me quedo? ... la apasionada, que permite muchos más registros? pues si
apasionada por la vida, por el amor, en el dolor, en la lucha y si es apasionada deberá ser expresiva, muy expresiva y si es expresiva deberá tener muchos conflictos interiores que traspasan sus rasgos faciales y si tiene conflictos interiores deberemos saber en qué consisten... si podemos pero de no poder mostraremos burbujas de sus emociones, las más de las veces contradictorias, oponiéndose como aquella chica que compra unas flores para la casa y al llegar al salón y porque no le gustan cómo quedan en el jarrón, las tira a la basura. Claro que aquí tendríamos casi el retrato de una neurasténica ...

Nuestras actitudes diarias, nuestros gestos cotidianos traicionan nuestras emociones y muestran a los demás burbujas de nuestro mundo emocional que puede estar, según el día, agitado o más tranquilo. Pero es algo inevitable y las emociones son nuestras y afortunadamente que en el mundo latino y mediterráneo no son signos de debilidad o lo que sea. Puedo decir que confío más en las agitadas faces de los que muestran sus emociones, que tienen el valor quiero decir de mostrarlas que en aquellos que las bloquean y darían lo que fuera para que no aflorasen ninguna en sus inexpresivos rostros ... pavor les tengo, véte tú a saber lo que estarán maquinando!
El mostrar las emociones, esas burbujas de todo lo sentido interiormente que sale al exterior es un síntoma de una libertad de la que sólo pueden presumir las personas equilibradas y sanas. Lo contrario, ya se sabe, cocos ... claro que eso va a culturas y educación pero sigo sin fiarme, tendrán algo que ocultar? algo inconfesable? No sé, no sé ...


a mí dame ...




felicidad, esa palabra fetiche ...
a mí dame un poco de sol en invierno, un buen vino tinto, el murmullo del mar y que otros se hagan cargo de sus miserias, y puede que me cuelgue el medallón de la felicidad, que cuando me toca a mí tener las mías, yo me hago cargo, me hago cargo ...
felicidad, esa palabra fetiche ...
un poco de pan, un poco de vino y las maravillas del mundo a mi alcance y cuando se jode el panorama pues a apechugar escuchando un buen blues que me acune en la melancolía y los recuerdos felices, y me siento bien, me siento bien ...

un poco de calor de hogar, una tarta en el horno y el silencio de las estrellas
una llamada, un libro leido en tu sillón favorito, el silencio siempre
el olor del incienso, los colores del atardecer y mi gatita a mis pies
una labor, una buena peli, unos amigos charlando, la risa de mi madre
un baño por la tarde, los besos de mis hijos y las nueces por cascar en el aparador

que otros se hagan cargo de sus miserias que yo tengo las mías, tengo las mías ...



C'était beau ...

C'était beau de t'avoir dans mon coeur ...


I put a spell on you because you're mine ...
o la mística del amor

un cierto egoísmo

A veces en el transcurso de mis interesantísimas conversaciones con amigos y conocidos, he podido percibir si no me lo han dicho a la cara, que el simple hecho de intentar pensar en cuidarte, a muchos niveles, produce una reacción y una contrarreacción. Dejo de lado el sentimiento de pura ofensa que me produce aparte del desconcierto cuando las más de las veces, esos amigos míos se me despiden con un “cuídate mucho“. Y voy yo y me lo tomo al pie de la letra y cuidarme significa muchas cosas… Cuidar la autoestima en primer lugar, reconocer en ti misma el valor que tienes como persona, como mujer, como mente pensante y corazón latiente. Y como parece que a veces el cuidarte es sinónimo de pensar exclusivamente en una misma, la reacción consiste pues en llamarme egoísta y egocéntrica y la contrarreacción en defenderme diciendo aquello de “ya era hora”, que pensara en mí misma, para variar, no?… o sea que estamos hablando de cosas distintas. Porque llegado el momento, cuando llega y llega, maldita sea!, el momento, digo de sacar la responsabilidad, el sentido ético, la solidaridad, pues no hay duda alguna, presente estamos. Así que, con la conciencia tranquila y que no me fastidien mucho, he decidido ser egoísta y egocéntrica y cuidarme. Vive y deja vivir, dicen por ahí pero me parece que es más fácil decirlo que hacerlo. Me gusta disponer de dinero y tiempo para mí. De dinero para comprarme cosas y de tiempo para pensar cosas, aunque sean cosas para mí, que el viaje de la vida se hace de manera solana, intentando no deber nada a nadie ni que nadie te deba nada. He dicho intentando … Yo debo la vida a mis padres, mis hijos a mí … creo que no hay nada más. Acepto los contratos después de leerlos bien y si el mérito consiste en saber y en poder a veces configurar un mundo a tu medida, que no me lloren diciendo que eso no es así, que hay que adaptarse al mundo. Vaya trola!

La parte de mí que quiere ser egoísta y egocéntrica me reclama cada noche en sueños un intento y espero que no vano de liberarme de supuestas obligaciones para con quién sabe qué … de modo que considero que mi único trabajo válido es el poner los puntos sobre las íes y cada cosa en su lugar. Cuando hago algo por mi no es en detrimento de nada ni de nadie, eso lo tengo claro pero cómo hacer que otros lo vean también? Creo que seguirán insinuando que pienso demasiado en mí misma … (a mi sólo me “esclaviza” el amor, la amistad) y cada vez menos porque mi primer deber es para conmigo misma, así que “qué les den!“

Tuliette, reinvindicando un cierto egoísmo …

It's a good day for the blues


Cada vez que me enamoro, sé que me estoy enamorando en realidad de esa parte de mí misma que permanece oculta, en mi caso como soy mujer, de la parte masculina o animus y que el hombre sobre quien proyecto esas cualidades (y defectos) reflejará casi a la perfección. Así que estoy atenta porque luego viene un período de decepción, necesario y beneficioso. En un primer momento, significaría que has podido integrar, es decir traer a la conciencia atributos de esa parte oculta ... para bien o para mal. Es parte del autodescubrimiento que las relaciones, sean de la índole que sean, propician. De ahí su importancia y, como corresponde al factor de integración psicológica que representan, no hay que tomarlas a la ligera... Quienes somos para hacerlo?

Pero "enamorarse" no quiere decir amar ....
Y sólo descubriremos que amamos cuando tras la "decepción", existan todavía ganas de aceptar, de comprender, de estar junto a esa persona.

Si te gusta algo de alguien, pregúntate si sería algo que pudieras amar... Y si no lo sabes, intenta descubrirlo (si te dejan).

Dejo para otros los pseudoenamoramientos y enamoramientos virtuales que se parecen más a las proyecciones de otro tipo de necesidades, a deseos reprimidos, al deseo de volver al estado de seguridad que teníamos cuando estábamos en el útero de nuestra madre, al sueño dorado de no querer ver ni vivir la realidad con todas sus miserias. Claro que eso pasa siempre en ese sempiterno primer momento de los enamoramientos. Y a eso le llamamos romanticismo!

Me gusta el blues, me hace llorar, llorar por lo perdido, vivido o no. Soy una sentimental, algo mística (a mi manera) y tal vez algo poeta.
Me gusta el blues porque tal vez me obliga a sentir y a llorar por nada, desbloqueándome emocionalmente de tanto pesar vivido (porque apenas lloro, me enfrento sin más con cierta amargura desde luego).
Me gusta el blues porque busco la belleza y la encuentro en las emociones profundas, es la música de los dioses de la vida y del eterno clamor de las indefensiones humanas.

Así que hoy es un buen día para el blues porque he estado "enamorada". Me encuentro más feliz, más plena, más yo pero lloro por no tener esa fusión mágica, simbiótica, esa seguridad en el útero, ese estado idílico con lo soñado, esa plenitud emocional. Aún sin saber si podría haber amado o no ...

It's a good day for the blues, no?


Tuliette

bluesmen

son las doce de la noche y estoy sola en casa y ... me estoy erotizando sola.
Mi partenaire no existe, no hay. Entonces mi imaginación vuela y algo encuentra.
Me erotizan los bluesmen, esos hombres que exteriorizan sus emociones, que se arrancan y no por peteneras, que fruncen el ceño, que arrugan la frente, que invocan sonidos místicos con sus guitarras y parpadean nerviosos y en trance. En trance emocional y lo están expresando en directo.
Para mí, es magnífico, es algo sin par, descubrir que un hombre puede asumir sus emociones, ahondar en ellas, vivir o morir por ellas y no se avergüenza, al contrario.
Oigo sonidos invocadores de antiguos y ancestrales ritos, en tribus lejanas, perdidas, reconvertidas en una desoladora urbanidad y modernidad pero son los mismos que clamaban hace milenios en los desiertos, en las cuevas ...
Son los mismos que los de Abraham al inmolar a su hijo, que Kunta al presentar a su hijo a la divinidad, son los mismos que oimos cada noche, en cualquier rincón de nuestras ciudades podridas e inmersas en la miseria moral.
Y ahí están ellos, los bluesmen, preferentemente de raza negra, con el corazón en la mano, herencia de un pasado lastimero, como la raza calé, instintiva y apasionada para quienes el fondo es más importante que la forma.
Invocando la magia del lenguaje musical en su forma más expresiva, la de las emociones y sentimientos. Hay algo más erótico?
Hombres de bien, de corazón, de amplias y solidarias miras, de dolorosa génesis, de gritos en la noche, en la noche del alma eterna que nos pertenece a todos.
Son los bluesmen, mis amigos de siempre, de algún que otro estoy prendida ... me erotizan ...
Tuliette

ser mujer? qué trabajo!



Hay hombres que buscan una mujer a quien dominar ...
Hay mujeres que buscan un hombre a quien dominar ...

cuando lo sano y constructivo cuando se habla de pareja o de amor o de lo que sea es el mutuo respeto y consideración.

pero entiendo a estos hombres que buscan una mujer a quien dominar (poca confianza deben tener en su propia valía como hombres)
y entiendo también a estas mujeres que buscan un hombre a quien dominar (demasiada confianza deben tener en su propia valía como mujeres, mal entendida esta vez)

Si un hombre confía en sí mismo como hombre no debe temer nada de las mujeres, de ninguna y por tanto no debe querer someterlas.
Si una mujer confía en sí misma como mujer no debería temer nada de los hombres .... ni querer dominarlos o hacer de ellos unos peleles.
Pero, el caso de las mujeres es más complejo ... porque malinterpretan lo que significa valer como mujer. Es el sex-appeal? (No, hombre, no, eso es lo que vende la sociedad de consumo).Entonces?

Un hombre es un hombre cuando se viste por los pies pero una mujer es una mujer cuando tal vez no hace gala de su poderío como mujer o no es así?

La cultura de nuestra sociedad y machista siempre nos ha vendido una dicotomía para la mujer: la santa y la puta, o la madre o la amante o cualquier otra oposición entre el elemento lunar (función emotiva, instintiva, reproductora) y el elemento de venus (la seducción, el amor, el arte, el lujo). Bueno, pues a tragar que hemos estado las mujeres durante tiempo. Una cosa siempre en detrimento de la otra. Y si la cosa se hacía imposible de llevar, entonces aparecía el intelecto como medida salvadora o equidistante en ocasiones. Si no eras madre o amante, eras un coco.

Hemos visto hace poco que la publicidad, el marketing reproduce u ofrece, quién sabe? (es una interrelación, ya se sabe) en un capítulo lamentable (a mí me lo parece, al menos) un triste papel para la mujer.

Yo no quiero dominar a ningún hombre, tampoco quiero que me domine ningún hombre o mejor dicho que me anule. Lo tiene claro, porque intento asumir mi condición de mujer con dignidad. Soy todo o nada. Y como nada no puedo ser, soy todo. Incluso lo peor, llegado el caso, por qué no? pero no será en detrimento de otros elementos y me guardo el derecho de elegir cualquier vertiente de mi feminidad en cualquier momento para sentirme mujer ... y no querer dominar a ningún hombre de paso.

Tuliette

Nada llega en la vida ...

Rien n’entre dans notre existence sans être lié, d’une façon ou d’une autre, à notre voyage individuel.

(Nada llega en nuestra vida sin estar ligado, de una manera o de otra, a nuestro viaje individual)

____________________________________________________________________________________

Descubrí hace mucho ya cuando me inicié en la astrología, primero con libros muy básicos, después con algo más de nivel, que la interrelación con la vida viene explicada y retratada en el mapa natal, radiografía de unas potencialidades por descubrir y explotar… Y que nuestro viaje individual aun enmarcado en el viaje colectivo o generacional es absolutamente intransferible y no se puede o no se debería postergar. Para qué? Para volverlo a encontrar en otra vida, sin haber avanzado ni un milímetro, ni haber cambiado un ápice? Y sobre todo que nada entra en nuestra existencia porque sí sino que las razones profundas de lo que nos acontece tiene sus raíces ancladas de un modo asimismo profundo en nuestra propia evolución como individuo y ser humano.

Que nos toque la lotería podría por ejemplo estar relacionado con el descubrimiento de algún tipo de valor emocional, pues buen uso deberíamos darle. Que se nos muera alguien muy querido tal vez tenga que ver con esa parte de nosotros que no acepta fácilmente las pérdidas, a cualquier nivel. Que estemos constantemente obstaculizados en nuestro camino hacia el éxito nos podría conferir serias dudas sobre el camino que hemos elegido. Etc … de modo que sacar algún tipo de reflexión, aprendizaje o lección sobre lo que nos llega es lo menos que podríamos hacer, que las huidas hacia delante, las evasiones, las vendas en los ojos sólo pueden remitir los acontecimientos a un nuevo y más impactante encuentro en el futuro. Y hacerlo con filosofía, con optimismo, pero no ciego, que la fe infundada es traicionera, que el optimismo bien entendido es áquel que te predispone a sacar algo positivo de lo negativo no a creer que las bondades de este mundo te son sempiternamente reservadas. Nada más falso. Que el hombre ha de mirar de frente, con confianza y si no la tiene, que la descubra, que la alimente, que la cuide, que la mime …

Pero tendremos que vivir nuestra vida, no la de los demás, que el cine es cine, ficción y que la única pelicula que es digna de verse es la propia, la de cada cual, con lo bueno, lo malo, lo particular e intransferible, sin ser mejor o peor que nada ni nadie. Ese nicho en la creación lo tienes por derecho propio, que no te lo roben y que lo que te acontece te vaya a servir, para descubrirte, para amarte y aceptarte, para luchar contra las sombras y poder ser un ser humano entero al que no han amputado ninguna parcela de su inteligencia, de su innata sabiduría.

Tuliette

____________________________________________________________



¿CÓMO SE ME VA A PASAR EL ARROZ SI AÚN NO HE EMPEZADO A COCINARLO?

al sol

Emmenez-moi au bout de la terre
Emmenez-moi au pays des merveilles
Il me semble que la misère
Serait moins pénible au soleil

(llevadme lejos, llevadme al país de las maravillas, me parece que al sol las miserias se toleran mejor ...)

(quiero irme al Congo!)





no cambian



Mi amiga Marga me previno al decirme que las personas no cambian ... "no cambian, métete eso en la cabeza".
Sabía de lo que hablaba, claro.
"No, te aseguro que ha cambiado", le decía ... pobre de mí! Tenía razón, claro.
Algunas personas no cambian, jamás, les va en ello la vida porque se han atado ellas mismas a ciertas estructuras y conceptos, y parece que hasta les va bien. Yo tengo mis dudas al respecto.
El dolor que infligen a los demás algún día lo tendrán que pagar ... algún día, se verán en el espejo de su propia y asquerosa verdad. Apartarán la vista horrorizados y poco podremos entonces hacer para consolarlos... Sólo el dolor y el sufrimiento hacen cambiar a las personas aunque sea levemente y grandes dolores y grandes sufrimientos son la dínamo para que cambien totalmente como el estar en el preámbulo de la muerte, tal vez verla de cerca o estar "inmersa" en ella ... como un reo de muerte que sabe que es tontería, que ya nada puede hacerse para conservar aborrecedoras personalidades ante la inminencia del fín. Y cae el orgullo, ese terrible enemigo nuestro. Caen las máscaras y las defensas eregidas para salvaguardarlo porque sin él creemos no ser nada, menos que nada ... Mentira, claro.
Hay más verdad y valor en la humildad, en reconocer en qué hemos errado, en visualizar las ofensas dadas, no tanto las recibidas que el orgullo mal entendido, constituido en poderoso señor en nombre de una cuestionable supervivencia moral. Hay más fuerza en la humildad pero pocos lo comprenden, pocos atisban a comprender que es necesario cambiar de un modo evolutivo, sabiendo reconocer los errores. Tendrá algo que ver la inteligencia en ese proceso? Yo creo que sí. Será porque podemos vaticinar que en alguna ocasión pagaremos de una manera o de otra el daño que hemos hecho si ha sido conciente, tal vez premeditado? Será que lo intuimos?
Pero algunas personas no cambian. No deben ver más allá de sus narices.
Un hijo de su madre sigue siendo un hijo de su madre, a menos que la vida le castigue tan fuerte para que pueda cambiar ...
porque ¿cambiaría de buen grado si nada le aconteciera? Tengo mis dudas al respecto.
Hay gente que pide a gritos que la vida les dé una buena bofetada, en realidad lo pedimos todos de una manera o de otra.
No quiero formar parte de aquellos que no saben cambiar, que no cambian, como dice mi amiga Marga. No me da la gana.
Tuliette

del corazón


Todo lo que nace del corazón es bueno, incluso la ira, el rencor, la sed de venganza.
No quiero caer en las mil frustraciones.
Quiero creer que la tarea de limpiar mi alma, mi corazón empieza por algo que se llama espontaneidad, sea lo que sea lo que nazca de ella. Es más sano. Adiós a las represiones. No tengo un alma reprimida como tampoco quisiera tener un erotismo reprimido ni temor a mostrar mis emociones. Rio cuando quiero, lloro cuando quiero. No quiero represión alguna sino todo lo contrario, libertad en la expresión ... conduce de alguna manera a una gran capacidad erótica, a un erotismo no buscado ni prefabricado ... es espontáneo, es libre, a nadie ha de ofender y nadie puede querer encorsetarlo ni ahogarlo. Es mío, me pertenece, hago con él lo que me place, lo expreso sin convulsiones porque me remite a un sentir profundo que comprendo, que analizo a veces y que acepto siempre ... (no confundir erotismo con sexualidad, please).
El erotismo innato en una persona te hace amar la vida, los seres vivos, la naturaleza, te hace apreciar el sol, la comida, el buen vino, la amistad, la sonrisa de los demás y mirar a los ojos de la gente de frente, sin temor ... porque nace del corazón, nace de haber despejado dudas y temores, nace de la confianza a la que tienes derecho y cuando te la joden ocasionalmente, nace del saber reestructurarla, de manera sabia y paciente. Pasando de malos rollos, de los que te venden la imagen de un mundo feliz (ya soy mayorcita para cuentos y menos para cuentos chinos). Siempre a la escucha de mi reloj interno, absolutamente instransferible, que exige respeto, tal vez comprensión y cuando no lo logra saca el pasotismo, para qué escuchar más sobre el asunto? No entienden, ni pueden ni quieren, sólo saben esgrimir los sempiternos "hay que hacer eso, no hay que hacer eso", consejos no pedidos, ni seguidos afortunadamente a menos que te apropies de ellos con un mucho de inteligencia, con mucha personalidad. Algo que te pueda ir como anillo al dedo sino no vale la pena ...
Veo a gente a mi alrededor ahogada en esa falta de espontaneidad ... Algo les ha ocurrido, algo duro. Llevan un estigma de amargura ... en alguna parte ... carecen de espontaneidad porque siguen temiendo algo.
Yo hago los viajes interiores para reencontrarme con mis heridas y expulsarlas definitivamente de mis registros emocionales. Son viajes en solitario, de sombras grotescas, de risas malvadas, de luchas de poder, de ahogamientos, de impotencias ... Es como una madre devoradora de energía, una loza que pesa, algo que te convierte en un pequeño monstruo de frustración y recelo para con la vida. Será necesario "matarla", romper con la tela de araña antes de que te devore ...
Son esas limpiezas sicológicas las que propician un reencuentro positivo con tus emociones, con tu espontaneidad, con tu libertad de expresión ... con tu erotismo innato.
Hace tiempo que ya no oigo a los mercaderes de ilusiones ... porque siempre estoy a la escucha de mi corazón, que me dice, que me cuenta, que me pone ante la verdad, mi verdad. Hace tiempo que he comprendido que debo seguir el latido de mi corazón, sea adonde sea que me lleve. Soy más yo y eso ya es mucho.
Pese a las iras, a los rencores, a la sed de venganza.
Tuliette

Ifigenia, la dulce hija ...

Mi mito particular, Ifigenia, la hija de Agamenón y Clitemnestra, hermana de Orestes.
La dulce hija que partió al sacrificio.
Me siento a veces (o desde siempre?) como Ifigenia en Aulide, rompiendo con maldiciones familiares, yendo al supremo sacrificio conciente del valor de su inmolación, salvadora de la patria, de la "fratria" ... sin conocerla realmente, sin saber quién es ni de donde ha surgido pero tan presente como una maldición milenaria de la que me he apropiado muy a mi pesar ...

Mataré a Ifigenia, ahogaré su grito, su lamento eterno. No necesito que ninguna diosa me salve. Me salvaré yo.
Romperé la maldición. Mis hermanos no me merecen, no merecen mi sacrificio. Renuncio. Es más, yo no pedí quererlos, puede que hasta ni los quiera. Ninguna diosa me salvó. Me salvaré yo.

Era la dulce hija, nunca fuí la dulce hermana. Vertieron en mí todas las rabias, todas las necedades. Mis hermanos no me merecen. Ya no quiero ser Ifigenia. (Nunca lo fuí realmente, no me lo perdonan).

Sólo amo al viento, al viento de libertad que anida en mí. No quiero formar parte de una fratría que me ahoga. No sé nadar, he de salvarme.
No me dejaron ser la dulce hija, la dulce hermana. No merecen mi sacrificio. He de salvarme.

Ifigenia, te dejo, para siempre, con tu sacrificio perdido en la historia de las razones malditas.
Ocupa tu lugar en la historia, que yo ocuparé el mío.
Tuliette

materia gris



... PIENSA POR TÍ MISMO, NO TE CREAS NADA DE LO QUE TE PUEDAN VENDER
HASTA QUE NO LO HAYAS EXPERIMENTADO EN CARNE PROPIA
Y HAYAS SACADO TUS PROPIAS CONCLUSIONES ...
UTILIZA CORRECTAMENTE TU MATERIA GRIS, QUE NO TE TOMEN POR TONTO,
TÚ, YA SABES QUE ERES INTELIGENTE! ...

maldito arroz!


Tengo un amigo que me tortura a menudo al decirme que se me pasa el arroz, ese maldito arroz ... y yo me lo miro y lo descubro como si lo viera por primera vez y pienso (mira ése, de qué va? no será eso mismo lo que piensa de sí mismo?). Yo hace tiempo que cocino el arroz a mi manera. Cuando no sabía, aprendí y como vivo en la zona mediterránea he tenido tiempo de aprender a hacerlo de mil maneras, en paella, a la cazuela, en el campo, negro, caldoso, con carne, pescado, verduras o como lo hace mi padre, rebuscando en la nevera cualquier cosilla para echarle, que en el arroz casi todo vale ... A mí? decirme que se me pasa el arroz? me sé el truco, conozco el punto para que no se pase ...
Y ese punto es dejarlo que "madure" solo, no echarle ni demasiado agua ni demasiado poca, es un equilibrio, es un arte ... como la vida misma.
Mi padre lo cocina en su sartén individual, para él solito, porque es un arrocero de toda la vida, que es lo mismo que decir que no necesita a nadie ni nunca lo ha necesitado para sentirse vivo. Es un bohemio de la vida y si no fuera porque he creido en ocasiones necesitar a alguien, yo soy igual, tanto en el fondo que cuando oigo ciertas cosas me chocan profundamente.
Pero para que el arroz además de no pasarse sea gustoso, hay que emplearse a fondo en la base, en el sofrito. Y llevo 46 años confeccionándolo, así que yo ya sé que es sustancioso, tanto como un diamante en bruto, como para regalárselo al primero que pasa.
Haré el arroz en mi propia sartén individual, yo me lo guiso, yo me lo como ... que el arroz que se echa en el agua es barato, hasta lo puedes pedir a la vecina cuando se te ha olvidado comprarlo (te tomarán por loca, eso sí, ¿cómo se le ocurre hacer una paella si no tiene arroz?)
Es el principal ingrediente pero es el más accesible. Lo tienes a la vuelta de la esquina, con sólo chasquear los dedos (si eres mujer, claro).
Hay tantos y tantos solitarios por el mundo ...
Que cocinen otros el arroz ... blanco ... que yo aún estoy dándole vueltas al sofrito ...
J.C.Tuliette


qué es el sexo?


QUÉ ES EL SEXO?
SINO UNA DIALÉCTICA INTERIOR

el hilo mágico


«Los dioses no nos han concedido el don de la astrología para encadenarnos y llenarnos de miedo, sino para liberarnos.»
Richard Idemon

Si aprendes a leer tu mapa astral y tiras del hilo mágico, tal vez puedas aprender a comprenderte en profundidad y liberarte de pautas destructivas, aprenderás tal vez a perdonarte y por ende a perdonar a los demás, comprenderás que perteneces al cosmos y que el cosmos te ofrece un nido para la vida, la vida conciente y plena, sacando provecho de todo lo bueno y lo malo.
Aprenderás a ser humilde y a creer en tí de manera justa y equilibrada, aprenderás a protegerte de las sombras propias y ajenas, a diluir los malos augurios y a trenzar cadenas emocionales profundas y enriquecedoras, descubrirás a través del hilo mágico las diferentes partes del puzzle que compone tu existencia, comprendiendo los daimones y ahuyentando a las moiras, las maldiciones para esquivarlas la próxima vez que quieran incordiarte.
Empezarás a sentirte libre y a sentir verdadera compasión por las esclavitudes ajenas, nacidas de la inconciencia.
Sabrás componer con poco un mundo rico en creaciones, abjurando de las compulsiones y los engaños colectivos.
Fomentarás tu individualidad y tu presencia nunca podrá ser ensombrecida.
Romperás cadenas que ni creías que existieran ...
Ahuyentarás miedos infantiles ...
Conocerás parte de la verdadera libertad...
... si tiras del hilo mágico.


Ich liebe die


Je m’aime, je peux donc t’aimer






cadenas

¿por qué cuando practico sexo quiero cada vez más sexo hasta el punto de encadenarme?
¿y por qué cuando hago el amor necesito cada vez menos sexo hasta el punto de liberarme?
¿será que el sexo encadena y el amor libera?
y si me encadeno, ¿dónde está la sensación de estar bien, de vivir, de poder ser feliz? de poder pensar en otras cosas que no sea sexo?
y si me libero, ¿se me considerará como una persona normal aunque yo sepa que lo soy? ¿optaré como por arte de magia a la plenitud por no forzar el mecanismo?

¿será que todo eso no se consigue de la noche a la mañana, será que tenemos toda una vida para trabajar y pensar en ello?
no sé ... hoy tocaba por lo menos planteárselo.

es como decirte a tí misma y de paso al mundo, déjadme experimentar con el sexo y el amor y para cuando vuelva del viaje, aparte de saber algo más de la vida y sobre tí misma, ya sabré a qué atenerme ... (yo particularmente me quedo con las dos cosas o ¿no debería?) Claro que tampoco se trata de frustrar o reprimir sino de educar y/o trascender ... de saltar de un nivel a otro. ¿Se trata de domar mi naturaleza animal, hacerme más humana, más evolucionada? ¿Se trata de descubrir el verdadero color de mis emociones, de liberarlas? ¿a ver lo que dan de sí? ¿Se trata de conocer mis profundidades psíquicas, de saber si querrían expresarse de una manera o de otra? ¿si tienen algún impedimento para hacerlo? ¿dónde y cómo conseguirían el equilibrio? ¿será que hay una edad para cada cosa? ¿un temperamento, una cultura, unas normas de conductas escritas o no? ¿unas reglas mágicas por descifrar aún?

Lo dicho ... toda una vida.

Tuliette ®


des perles de pluie

... moi, je t'offrirai des perles de pluie
venues de pays où il ne pleut pas ...

... te ofreceré perlas de lluvia traídas de países donde no llueve ... inventaré palabras insensatas que tú comprenderás ... te hablaré de ese rey
que murió por no haberte encontrado ... construiré un reino donde el amor será ley, donde el amor será rey ...
no lloraré más, no hablaré más, me quedaré ahí mirándote ...
... te ofreceré perlas de lluvia traidas de países donde no llueve ...





L’histoire de ma vie n’existe pas, ça n’existe pas. Il n’y a jamais de centre. Pas de chemin, pas de ligne.Il y a de vastes endroits où l’on fait croire qu’il y a avait quelqu’un, ce n’est pas vrai il n’y avait personne.Je n’ai jamais écrit, croyant le faire, ja n’ai jamais aimé, croyant aimer, je n’ai jamais rien fait qu’attendre devant la porte fermée.Je me suis dit qu’on écrivait toujours sur le corps mort du monde et, de même, sur le corps mort de l’amour.Marguerite Duras (http://www.epdlp.com/escritor.php?id=1666)(http://www.elnavegante.com.mx/rev07/duras-marguerite.html)(http://www.diplomatie.gouv.fr/label_France/ESPANOL/LETTRES/miroir/miroir.html)_________________________________________________________________________________(La historia de mi vida no existe en absoluto, nunca hay un centro, ni un camino ni ninguna línea. Hay amplios espacios en los que hacemos creer que había alguien pero no es verdad, no había nadie. Nunca he escrito creyendo hacerlo; nunca he amado creyendo amar. Nunca hice nada más que esperar ante la puerta cerrada.Me he dicho a mí misma que uno escribía siempre sobre el cuerpo muerto del mundo y del mismo modo sobre el cuerpo muerto del amor.)

tesoros

A lo largo de mi vida, he acumulado tesoros ... benditos, que al revolver en los diferentes y numerosos espacios que he habitado resurgen y me propulsan a un pasado perdido, recuperado brevemente y me envuelven. Vuelvo a tener entre mis manos aquella faldita de cuadros escoceses con la que mi madre me vestía a los 7 años, el viejo bolsón negro donde guardaba las lanas de mis primeras labores, las primeras fotos de mis babies, el viejo marco de latón de un espejo que ya no está, algunos pequeños ceniceros de cerámica que formaban una colección que nunca acabé, un raido y transparente salto de cama de mi madre que nos propiciaba no pocas risas a mi hermano y a mí de pequeños, un traje chaqueta también de mi madre con mangas francesas, regalo de una pudiente vecina que yo he maltrecho quitándole el forro, un mantelillo descolorido que mi madre colgaba en la pared a modo de calendario, un bañador de mis 59 kilos de entonces, y sobre todo una foto en la escuela, a los 5 años ... mi hijo pequeño se apropió de ella hace mucho ya, es su tesoro ... mis queridas trenzas, sacrificadas unos años después ... esos ojos que miraban al mundo grandemente abiertos ... esa mirada de extrañeza que nunca he abandonado.