jueves, 10 de mayo de 2007

cadenas

¿por qué cuando practico sexo quiero cada vez más sexo hasta el punto de encadenarme?
¿y por qué cuando hago el amor necesito cada vez menos sexo hasta el punto de liberarme?
¿será que el sexo encadena y el amor libera?
y si me encadeno, ¿dónde está la sensación de estar bien, de vivir, de poder ser feliz? de poder pensar en otras cosas que no sea sexo?
y si me libero, ¿se me considerará como una persona normal aunque yo sepa que lo soy? ¿optaré como por arte de magia a la plenitud por no forzar el mecanismo?

¿será que todo eso no se consigue de la noche a la mañana, será que tenemos toda una vida para trabajar y pensar en ello?
no sé ... hoy tocaba por lo menos planteárselo.

es como decirte a tí misma y de paso al mundo, déjadme experimentar con el sexo y el amor y para cuando vuelva del viaje, aparte de saber algo más de la vida y sobre tí misma, ya sabré a qué atenerme ... (yo particularmente me quedo con las dos cosas o ¿no debería?) Claro que tampoco se trata de frustrar o reprimir sino de educar y/o trascender ... de saltar de un nivel a otro. ¿Se trata de domar mi naturaleza animal, hacerme más humana, más evolucionada? ¿Se trata de descubrir el verdadero color de mis emociones, de liberarlas? ¿a ver lo que dan de sí? ¿Se trata de conocer mis profundidades psíquicas, de saber si querrían expresarse de una manera o de otra? ¿si tienen algún impedimento para hacerlo? ¿dónde y cómo conseguirían el equilibrio? ¿será que hay una edad para cada cosa? ¿un temperamento, una cultura, unas normas de conductas escritas o no? ¿unas reglas mágicas por descifrar aún?

Lo dicho ... toda una vida.

Tuliette ®


No hay comentarios: