jueves, 10 de mayo de 2007

dos amos a la vez


NO SE PUEDE SERVIR A DOS AMOS A LA VEZ
(pero decidir no es fácil, te puede llevar toda una vida hacerlo, pero llega un momento en algún tipo de encrucijada que tú no has demandado en la que te ves confrontado ante esta disyuntiva. Deberás sacar la máxima sabiduría y madurez, la mayor inteligencia porque puede ser una elección sin vuelta atrás, sin retorno. Al decidir y al esperar a ver lo que ocurre, cruza los dedos, nada está escrito y podría ser para lo mejor o lo peor pero tú ya sabes que cualquier elección, del tipo que sea y al escoger entre dos amos, habrá un precio que pagar. Lo sabes y lo temes, por eso tu elección se hace esperar. Cruza los dedos y dite a tí mismo que ningún camino de gloria y felicidad es fácil pero que si tomas el mejor camino, los dioses te ampararán y te premiarán y puede que, si eres de amplias miras y te lo mereces, hasta te ofrezcan por añadidura aquello a lo que renunciaste)

No hay comentarios: