jueves, 10 de mayo de 2007

hommage à ma mère


mi madre es la mujer más guapa del mundo ... (para cada uno, la madre es la mujer más guapa del mundo o debería serlo)
recuerdo un cuento ruso, se lo contaba a mis hijos de pequeñitos, fácil de contar, difícil de entender o tal vez al revés, fácil de entender, difícil de contar: un niño pequeño suelta la mano de su madre y se pierde en un mercado, la madre, una viejecita de raidos vestidos lo busca, el niño también la busca sin encontrarla, la gente se moviliza para encontrar a la madre del niño y le preguntan una y otra vez "pero, ¿cómo es tu madre?", a lo que responde el niño "mi madre es la mujer más guapa del mundo" y empiezan a buscar a mujeres guapas, guapísimas, por todo el mercado, por toda la región, por todo el país. Hasta el emperador ha ordenado que se presenten las mujeres más hermosas del Imperio y el niño siempre llorando responde: "no es mi mamá, mi mamá es la mujer más guapa del mundo" ... la madre, la viejecita con harapos, pasa por ahí al borde de la desesperación y el niño, al reconocerla, corre tras ella y abrazándose a sus faldas, se gira hacia todo el mundo feliz y llorando de alegría: "ésa es mi mamá, verdad que es la mujer más guapa del mundo?"

en homenaje a mi madre, diré que es la mujer más guapa del mundo y seguirá siéndolo siempre, pese a las arrugas, pese a los harapos, pese a todo ... de jovencita se parecía a Ingrid Bergman y es la voz que recuerdo con más precisión, he calcado sus movimientos, tal vez su sonrisa y seguro que la inocencia, su piedad y gran humildad casi sin darme cuenta pero he llegado a un acuerdo con ella y dándome la base, he podido construir mi propia imagen de mujer o descubrirla más bien pero por encima de todo, siempre reconoceré que mi madre es la mujer más guapa del mundo...
Tuliette

No hay comentarios: