jueves, 10 de mayo de 2007

maldito arroz!


Tengo un amigo que me tortura a menudo al decirme que se me pasa el arroz, ese maldito arroz ... y yo me lo miro y lo descubro como si lo viera por primera vez y pienso (mira ése, de qué va? no será eso mismo lo que piensa de sí mismo?). Yo hace tiempo que cocino el arroz a mi manera. Cuando no sabía, aprendí y como vivo en la zona mediterránea he tenido tiempo de aprender a hacerlo de mil maneras, en paella, a la cazuela, en el campo, negro, caldoso, con carne, pescado, verduras o como lo hace mi padre, rebuscando en la nevera cualquier cosilla para echarle, que en el arroz casi todo vale ... A mí? decirme que se me pasa el arroz? me sé el truco, conozco el punto para que no se pase ...
Y ese punto es dejarlo que "madure" solo, no echarle ni demasiado agua ni demasiado poca, es un equilibrio, es un arte ... como la vida misma.
Mi padre lo cocina en su sartén individual, para él solito, porque es un arrocero de toda la vida, que es lo mismo que decir que no necesita a nadie ni nunca lo ha necesitado para sentirse vivo. Es un bohemio de la vida y si no fuera porque he creido en ocasiones necesitar a alguien, yo soy igual, tanto en el fondo que cuando oigo ciertas cosas me chocan profundamente.
Pero para que el arroz además de no pasarse sea gustoso, hay que emplearse a fondo en la base, en el sofrito. Y llevo 46 años confeccionándolo, así que yo ya sé que es sustancioso, tanto como un diamante en bruto, como para regalárselo al primero que pasa.
Haré el arroz en mi propia sartén individual, yo me lo guiso, yo me lo como ... que el arroz que se echa en el agua es barato, hasta lo puedes pedir a la vecina cuando se te ha olvidado comprarlo (te tomarán por loca, eso sí, ¿cómo se le ocurre hacer una paella si no tiene arroz?)
Es el principal ingrediente pero es el más accesible. Lo tienes a la vuelta de la esquina, con sólo chasquear los dedos (si eres mujer, claro).
Hay tantos y tantos solitarios por el mundo ...
Que cocinen otros el arroz ... blanco ... que yo aún estoy dándole vueltas al sofrito ...
J.C.Tuliette


No hay comentarios: