jueves, 10 de mayo de 2007

Nada llega en la vida ...

Rien n’entre dans notre existence sans être lié, d’une façon ou d’une autre, à notre voyage individuel.

(Nada llega en nuestra vida sin estar ligado, de una manera o de otra, a nuestro viaje individual)

____________________________________________________________________________________

Descubrí hace mucho ya cuando me inicié en la astrología, primero con libros muy básicos, después con algo más de nivel, que la interrelación con la vida viene explicada y retratada en el mapa natal, radiografía de unas potencialidades por descubrir y explotar… Y que nuestro viaje individual aun enmarcado en el viaje colectivo o generacional es absolutamente intransferible y no se puede o no se debería postergar. Para qué? Para volverlo a encontrar en otra vida, sin haber avanzado ni un milímetro, ni haber cambiado un ápice? Y sobre todo que nada entra en nuestra existencia porque sí sino que las razones profundas de lo que nos acontece tiene sus raíces ancladas de un modo asimismo profundo en nuestra propia evolución como individuo y ser humano.

Que nos toque la lotería podría por ejemplo estar relacionado con el descubrimiento de algún tipo de valor emocional, pues buen uso deberíamos darle. Que se nos muera alguien muy querido tal vez tenga que ver con esa parte de nosotros que no acepta fácilmente las pérdidas, a cualquier nivel. Que estemos constantemente obstaculizados en nuestro camino hacia el éxito nos podría conferir serias dudas sobre el camino que hemos elegido. Etc … de modo que sacar algún tipo de reflexión, aprendizaje o lección sobre lo que nos llega es lo menos que podríamos hacer, que las huidas hacia delante, las evasiones, las vendas en los ojos sólo pueden remitir los acontecimientos a un nuevo y más impactante encuentro en el futuro. Y hacerlo con filosofía, con optimismo, pero no ciego, que la fe infundada es traicionera, que el optimismo bien entendido es áquel que te predispone a sacar algo positivo de lo negativo no a creer que las bondades de este mundo te son sempiternamente reservadas. Nada más falso. Que el hombre ha de mirar de frente, con confianza y si no la tiene, que la descubra, que la alimente, que la cuide, que la mime …

Pero tendremos que vivir nuestra vida, no la de los demás, que el cine es cine, ficción y que la única pelicula que es digna de verse es la propia, la de cada cual, con lo bueno, lo malo, lo particular e intransferible, sin ser mejor o peor que nada ni nadie. Ese nicho en la creación lo tienes por derecho propio, que no te lo roben y que lo que te acontece te vaya a servir, para descubrirte, para amarte y aceptarte, para luchar contra las sombras y poder ser un ser humano entero al que no han amputado ninguna parcela de su inteligencia, de su innata sabiduría.

Tuliette

____________________________________________________________



¿CÓMO SE ME VA A PASAR EL ARROZ SI AÚN NO HE EMPEZADO A COCINARLO?

No hay comentarios: