jueves, 10 de mayo de 2007

tú, mi pesadilla más querida



tú, mi pesadilla más querida, mi tortuosa obsesión ...
quién te dió permiso para hundirme en el pozo vampírico de las pasiones insatisfechas?
No queda mucho de la flor que fuí, que lucía al sol,
que bailaba con el aire de la mañana, que alegremente cantaba ...
me robaste el alma una noche de verano
cuando las lunas atraidas como un imán
presagiaban ya negras tormentas interiores
No queda mucho de la mujer que podía haber sido
anhelante de amor que clama a los vientos
un reencuentro imposible de dos almas eternas
que se conocieron y tal vez se amaron
en el libro milenario de las voces perdidas o imaginadas
tú, mi pesadilla más querida, te apoderas de mi
cada noche en las profundidades dormidas
y me instas a volver
a morir en tus brazos
a creer en el sueño eterno
de los amores olvidados
Tuliette

No hay comentarios: