viernes, 17 de julio de 2009

jueves, 9 de julio de 2009

para manel y otros artistas locos




... el momento artístico es aquel en que el hombre no deja de sumarse a la obra
mientras ésta se suma al hombre.


y no deberás ni podrás desvincular una cosa de la otra, la vida de tu obra y tu obra de tu vida ... si eres realmente un artista o sientes que lo eres. De modo que no temas que te tomen por loco porque tu vida está más llena de lo que nunca estará para aquellos que no saben de locuras y artes. Mientras ellos envejecen refunfuñando sobre sus miserias morales, tú, oh dios resucitado de entre los muertos vivientes, clamas con alegría al cielo tu eterna ventura de saberte mensajero de lo divino, en todas las expresiones del arte en las que te zambulles y serás eternamente joven por ello. Es un compromiso vital, o lo tomas o lo dejas. Yo, que te conozco, sé que tomarás la sabia decisión.


mundos más coloridos


sé que lucho contra mis ideas depresivas, pesimistas, yo que me gusta tanto evadirme e imaginar mundos más coloridos. Los imagino tan reales que a veces me da por creer que existen realmente. El poder de la imaginación, dirán algunos, es tan real como la materia que se toca cada día. No tengo problemas a la hora de ensuciarme las manos, lo que me ocurre no es en el fondo una evasión propia de aquellas personas que le dan miedo vivir y enfrentarse a los problemas. Mi problema real es simplemente que me aburro.









Soy mujer apasionada, mentalmente hablando, y si la pasión huye de mi mente entonces probablemente ya esté muerta. Mi intelecto es superactivo, necesito un tema de interés profundo y enriquecedor, algo que despierte la inteligencia, esa cosa que de pequeña me decían que tenía muy desarrollada. Lo que realmente ocurre es que no estoy en el momento y el lugar adecuado y por no estar, me siento absolutamente huérfana de estímulos. Siempre me ha pasado, en primaria, secundaria y en la facultad. Estaba fuera de onda y como tenía que apechugar, recurría a subterfugios locos. Luego, venía el desastre ... de ser la más inteligente (en potencia) pasaba a ser la más tonta y muchos a mi alrededor siguen creyendo lo mismo. Me aburro tanto, me aburre todo, me aburres tú, jajaja.
No sé, algo pasa. Estuvo bien imaginar que te quería, cosas del aburrimiento pero la cosa ya no da más de si. Algo ha fallado o tal vez no. No me veo escribiendo novelas a lo barbara cartland pero quién sabe si esa novela de amor imaginada y vivida unilateralmente me pueda servir en el futuro.
Me aburro. Pido socorro. Amontono los libros por leer, las revistas por hojear, los amigos por conocer.
eso es realmente una depre, no?
llega el verano, esa cosa absurda donde las haya y yo que me gusta tanto evadirme e imaginar mundos más coloridos, deberé hacer un esfuerzo para encontrar algo.

Tuliette, en la más absoluta desesperación

from here to eternity

No amas la eternidad? Dime que le tienes miedo y lo comprenderé …
Recuerdo a Winona Ryder invocando a los dioses de la oscuridad en Drácula de Bram Stocker … pero yo no invocaría más que a los dioses de la eternidad, del alma eterna, del amor eterno y de la pasión eterna para que abrieras los ojos y dejaras de jugar a elfos y gnomos, a gigantes y cabezudos que es lo que decimos por aquí, que te barres a ti mism
o la entrada en el mundo de los adultos que no temen dar nombre a las cosas y no huyen del dolor eterno, que me atrapó tu risa de niño pícaro, mimado tal vez, pillín y jugador, haciendo bromas pesadas a las personas equivocadas y que se enoja cuando se le cantan las verdades pero aprendo de ti, y yo también quiero jugar y he aprendido a hacerlo … jajaja! Aunque ame tu eterna risa y todo en ti me parece una eterna vuelta a la inocencia en su más puro discrédito, amparada eso sí en una calculada “inocencia“, y cuánto más inocente te muestras más culpable te veo y hablas de bromas que no sé comprender y puede que tengas toda la razón pero que lavarse las manos cuando te pillan in fraganti es de locos o de subnormales o de vanidosos , pienso que áquel que niega lo evidente y lo hace negar a los demás es un mentiroso compulsivo, véte tú a saber por qué! pero de lo que reniega en el fondo es del imperio de lo trascendente porque aun siendo niño e inocente, lleva algo en el alma absolutamente conmovedor, tal vez algo roto en algún lugar y que su propio sentido de la supervivencia le hace posponer para más tarde la cita con los demonios y la verdad que es en el fondo un miedo a la adultez y a la eternidad. Recuerdo a un amigo mío que al intentar fugarse del reformatorio o era de la cárcel? en medio de un motín y al ser pillado en el tejado con las manos en la masa le preguntaron que qué hacía ahí subido y él respondió tranquilamente que pasear … lo que era evidente, claro. Y “pasear“, “paseamos” todos aunque nuestras verdaderas intenciones sea huir porque ¿quién en su sano juicio no aplazaría la cita con la eternidad … o la adultez?

Tuliette