jueves, 9 de julio de 2009

mundos más coloridos


sé que lucho contra mis ideas depresivas, pesimistas, yo que me gusta tanto evadirme e imaginar mundos más coloridos. Los imagino tan reales que a veces me da por creer que existen realmente. El poder de la imaginación, dirán algunos, es tan real como la materia que se toca cada día. No tengo problemas a la hora de ensuciarme las manos, lo que me ocurre no es en el fondo una evasión propia de aquellas personas que le dan miedo vivir y enfrentarse a los problemas. Mi problema real es simplemente que me aburro.









Soy mujer apasionada, mentalmente hablando, y si la pasión huye de mi mente entonces probablemente ya esté muerta. Mi intelecto es superactivo, necesito un tema de interés profundo y enriquecedor, algo que despierte la inteligencia, esa cosa que de pequeña me decían que tenía muy desarrollada. Lo que realmente ocurre es que no estoy en el momento y el lugar adecuado y por no estar, me siento absolutamente huérfana de estímulos. Siempre me ha pasado, en primaria, secundaria y en la facultad. Estaba fuera de onda y como tenía que apechugar, recurría a subterfugios locos. Luego, venía el desastre ... de ser la más inteligente (en potencia) pasaba a ser la más tonta y muchos a mi alrededor siguen creyendo lo mismo. Me aburro tanto, me aburre todo, me aburres tú, jajaja.
No sé, algo pasa. Estuvo bien imaginar que te quería, cosas del aburrimiento pero la cosa ya no da más de si. Algo ha fallado o tal vez no. No me veo escribiendo novelas a lo barbara cartland pero quién sabe si esa novela de amor imaginada y vivida unilateralmente me pueda servir en el futuro.
Me aburro. Pido socorro. Amontono los libros por leer, las revistas por hojear, los amigos por conocer.
eso es realmente una depre, no?
llega el verano, esa cosa absurda donde las haya y yo que me gusta tanto evadirme e imaginar mundos más coloridos, deberé hacer un esfuerzo para encontrar algo.

Tuliette, en la más absoluta desesperación

No hay comentarios: